sábado, abril 30, 2011

Felicidad.

Cuando preguntes por la felicidad posiblemente te digan esto: 
La felicidad es un estado de ánimo caracterizado por dotar a la personalidad de quien la posee de un enfoque del medio positivo y un estado de paz interior.

No los escuches, ellos no entienden lo que verdaderamente significa felicidad, no saben lo que es levantarse una mañana y verlo todo rosa, tener ganas de chillar, de gritar, de bailar, da igual si la gente te mira mal. ¿Que más dará? Ríete de ellos porque al contrario que tú ellos no experimentan la felicidad. No saben lo que es ir al instituto un lunes a primera hora y que aún teniendo clase de matemáticas con el profesor más odioso del mundo, tú estás ahí sonriendo como una tonta y con la energía de un fín de semana.

No, ellos no lo entienden. Tampoco entienden el volver a casa y comerte el plato de pescado o verduras como si fueran espaguetis. ¿Y todo por qué? Porque eres felíz. Y yo, personalmente, prefiero pensar en la felicidad a mi manera, con mi loca manera de pensa.


 PD: Este es no es escrito por mí. Es sacado de alguna página o algún blog que no recuerdo, pero lo ví y me encantó.

jueves, abril 28, 2011

Pararse y pensar.

Siempre estamos pidiendo cosas nuevas. Siempre queremos más besos, más abrazos... Queremos que todos se fijen en nosotros, nos miren y nos admiren. Queremos ser el centro del mundo. Nunca nos conformamos con lo que tenemos ni con lo que se nos da. Siempre estamos pendientes de nosotros mismos. Nos pareceque todo lo que nos rodea es malo y feo. Nos parece poco todo lo que tenemos.

Pero lo que nunca hacemos es pararnos. Pararnos y pensar. Pensar en que quizá aquello nuevo que pedimos está de más. Pensar en que hay personas que nos quieren. Pensar en que ya se fijan bastante en nosotros, en que hay personas que nos admiran. Pensar en que no hace falta ser el centro del mundo para ser feliz, y que eso sería demasiado agobiante, a penas podríamos serlo por unos días escaso, y si es que llegamos a tanto. Pensar no sólo en que tenemos cosas suficientes, sino que nos sobran. Pensar en los demás, en que si nosotros queremos que nos admiren, tenemos que admirar. Pensar en que todo tiene una parte buena, en que siempre existe un algo de esperanza.

"Y había una hermosa vista, pero nadie la podía ver. Porque todos en la isla decían:¡Mírame!¡Mírame!"-Laurie Anderson

martes, abril 26, 2011

Miradas.

Crees que no sé lo que piensas. Crees que por tan sólo afirmar lo contrario me lo voy a tragar. Que voy a pensar que no fuiste tú el que lo hizo, o que no era esa tu intención, o quizá que querías ir allí, pero no pudiste por alguna estúpida escusa. Tú puedes creer lo que quieras, pero serás tú el que viva engañado, porque sencillamente tu mirada te delata, lo dice todo. Dice si realmente no pudiste ir o simplemente no te apetecía, dice si querías hacer eso o simplemente fue un error, dice tanto o más que tus mentiras y tus engaños, lo dice todo sobre ti y sobre tus intenciones, sobre tus problemas y preocupaciones y también sobre tus alegrías, tus anhelos y tus deseos, lo dice todo y sin pedirte permiso. Y además no tienes forma de controlarlo, no eres capaz de ocultar en tu rostro tu felicidad, tu tristeza, tu admiración, tu miedo.

Es imposible para ti y para muchas más personas. Muy poca gente es capaz de controlarlo, casi nadie. Y esas personas son afortunadas en algunos momentos, pero en otros son las que peor lo pasan.

Muchas veces pueden estar tristes, y a la vez riéndose y hablando de tal manera que no puedes darte cuenta de su sufrimiento. Lo ocultan tan bien que no eres capaz de sospechar nada, no puedes imaginarte ni lo más mínimo de lo que le está pasando y por tanto no reciben ayuda.

Pero otras veces viene estupendamente, porque ¿cuántas veces te han contado algo muy triste, que afecta mucho a una persona, y tú, que estás tan contento por aquello tan bonito que te pasó a ti, eres incapaz de ocultar tu felicidad? Y tú rebosas alegría por todos lados, se la contagias a todo el mundo, pero por alguna extraña razón no puedes llegar a aquella persona que tan mal lo está pasando y tampoco puedes ocultar tu sentimiento de alegria. Te resulta frustrante no poder ponerte en su lugar y compartir su sentimiento.

Aunque al fin y al cabo, tú causarás menos daño. Sin querer, contarás la verdad y no podrás ocultar nada por mucho tiempo y esto hará que aquello malo que hiciste duela menos.

"Una mirada vale más que mil palabras"

Creatividad.



Los seres humanos somos únicos, somos capaces de componer canciones, de escribir novelas, de rodar películas, de CREAR, de inventar nuevas vidas, de soñar ciudades, edificios. De hecho, vivimos en un planeta completamente imaginario, todo lo que nos rodea, incluso la ropa que llevamos o lo que comemos, no es mas que el producto final de una idea que surgió de la mente de alguien. Existimos porque imaginamos. Y cuando desenredamos la capacidad de imaginar de nuestras neuronas y la ponemos a trabajar, somos capaces de crear, de avanzar, de tirar adelante nuevos proyectos, de resolver un problema, de afrontar nuevos retos, aunque a veces nos equivoquemos, porque tropezar, a menudo nos conduce a una buena idea. La vida se basa en la creatividad, creas tu vida a partir de tu imaginación, de tu temperamento y de las oportunidades que generas, las que aprovechas y las que dejas pasar.

Todos tenemos la capacidad de imaginar y de crear, lo que pasa es que la tenemos que desarrollar, tenemos que aprender a ser creati
vos de la misma forma que tenemos que aprender a leer, y para ello existen cuatro ingredientes básicos. Para empezar, debemos saber escoger bien qué es aquello que más nos motiva, nuestro elemento.

surfPara los surfistas, por ejemplo, es el surf, se dedican a él con verdadera pasión, que es el segundo elemento que conforma la creatividad. Porque la creatividad es pasión, y la pasión es el motor que mueve nuestras vidas y el mundo en que vivimos. Ellos están completamente entregados a este deporte, necesitan practicar y practicar, esforzarse, también disciplina para ir mejorando y controlando su técnica para domar las olas. Y por último, tienen que arriesgar, lanzarse, aunque en ocasiones salga mal, porque también, tras caer muchas veces, saben que lo conseguirán, y a caso, ¿no es eso la creatividad?