lunes, mayo 02, 2011

Arriésgate.

Actúa. No pienses en lo siguiente que valla a pasar. Hazlo de cualquier forma y entonces espera a ver qué pasa. Porque si tú no eres quien actúa, alguien lo hará por ti, y quizá el resultado no sea el deseado. Evita que el tiempo se pase sin que tú tomes tus decisiones. Toma las decisiones sin pensar con la cabeza, piénsalas con el corazón y  no intentes convencer a tu cerebro de lo que tu corazón opine. Sencillamente es imposible. Son totalmente independientes. Son como dos personas opuestas y que no se ponen nunca de acuerdo.

Da grandes pasos. Toma grandes decisiones para pequeños momentos. Quizá así se conviertan en momentos especiales. En momentos que pensaste que nunca llegarían a ocurrir, o quizá en los que creiste que nunca se llegarían a convertir. No esperes a que lleguen los momentos especiales, crea las circunstancias adecuadas para que llegar a ellos. Toma las decisiones, ¡arriesgate!

No pierdas ni un segundo de tu tiempo. Cambia de opinión tantas veces como sea necesario para llegar a ser feliz. No tengas miedo de enfrentarte a la gente que te rodea. Haz lo que creas conveniente, pero acepta tus fallos. Pero sobretodo diviértete y sé feliz.




"La vida es un eterno no saber, cambiar, aprovechar y sacar lo mejor de cada momento, sin saber qué pasará a continuación"-Gilda Radner
''No puedes hacerle sentir a tu corazon que lo que tu mente piensa es lo correcto''
''No tengas miedo a dar un gran paso… Un precipicio no se pasa a saltitos''

No hay comentarios:

Publicar un comentario