viernes, octubre 07, 2011

Espejos.


Hay partes de nuestro cuerpo que no podemos ver nosotros mismo, necesitamos la ayuda de algo, como un espejo, que nos lo refleje. Pero, si te miras en un espejo que está manchado, ¿cuál es la realidad, es el espejo el que está manchado o tú?

Con los amigos pasa lo mismo. Hay partes de nuestra personalidad que no podemos ver nosotros mismos, que no nos damos cuenta que están ahí o que no lo queremos reconcer. Necesitamos algo que nos refleje, más bien alguien; un amigo. Pero no un amigo cualquiera, que sólo quiera lo mejor para él y que nos muestre una imagen distorsionada de nosotros. Simplemente por eso es importante saber elegir a tus amigos.

¡Elige tu espejo!

2 comentarios: